Autoafirmación (= Señor, ¡dame paciencia!)

img_20161030_093330

Y de pronto, un día, el niño adorable se vuelve exigente, se enfada cuando no tiene exactamente lo que quiere, te dice que “está enfadado” porque ….

BIENVENIDO A LA ETAPA DE LA AUTOAFIRMACIÓN.

Si las reacciones guturales (rabietas) se asocian a los 2 años, a partir de los 3 se inicia una fase de maduración en la que el “yo puedo solito” y los enfados más o menos justificados se repetirán hasta el infinito.

Tu bebé, que ya es un niño, está encontrando su sitio en el mundo como ente disociado a los padres y esto, por supuesto, es un cambio que afectará a toda la familia. Por su parte, el cambio será obvio, y por parte de los papás, se exige un cambio controlado.

¿Qué hacer?

1) Dejar una mayor independencia a la hora de realizar las rutinas, aunque cueste (es decir: aunque tarde 10 minutos en ponerse los zapatos, hay que asumir ese tiempo extra y felicitar el esfuerzo – que no el resultado). Más de un día vais a llegar tarde y hay que asumirlo.

2) Momento enfado por algo sin importancia: NO luches. Deja que en cierto modo “gane” a la hora de imponer su juicio/opinión/decisión. Ayudarás al aumento de su autoconfianza y proceso de toma de decisiones.

3) Momento enfado en el que no se decide una nimiedad: obviamente, involucrarte en que tu hijo aumente su confianza e independencia no implica que pueda hacer lo que le apetezca sin ningún orden. Sigues siendo padre/madre/abuelo/figura de referencia, por lo que el papel de educador no desaparece (de hecho, no desaparece nunca). Ármate de paciencia para explicar el por qué de las decisiones. No vale el “porque yo lo digo”. RAZONA.

Si tu hijo entra en bucle y no hay manera de que obedezca, puedes seguir el siguiente método de 3 pasos:

a) Explicar, apartándolo de la acción que quiere realizar y que no vas a permitir.

b) Decir: “No te voy a permitir que hagas “xxx”. Ya te he explicado por qué y veo que necesitas tiempo para que puedas comportarte bien . Cuando estés listo, ven  y hablamos”.

c ) Dejar al niño para que recapacite. Si quiere realizar lo que estamos diciendo que no queremos que haga, lo apartamos de nuevo y volvemos a repetir el proceso (y casi siempre, sobre todo al principio, habrá que repetirlo mucho).

Como dije al principio; ármate de paciencia! 😃 Mantener la calma (aún repitiendo 10 veces el proceso) será tu mejor aliado (y oye, ¡cuesta!).

No es magia, es aprendizaje!

Mucho ánimo! 😃😃😃

 

 

Anuncios

Orden – ¿Cómo inculcarlo?

imagesEn mi opinión, en la vida hay que tener un orden: orden en la mente, de horarios, de tus cosas. Un orden flexible, por supuesto, que los extremos no son buenos.

Hace poco hablamos sobre cómo no se debe  “infantilizar” a tu pareja, y hoy he pensado en cómo muchas veces infantilizamos a nuestros hijos. Hay que dejarlos HACER.

A mediados de Octubre leí un artículo sobre la clave de la educación de éxito según la Universidad de Stanford (puedes leerlo en la página de Facebook: Libro de instrucciones para tu bebé). Básicamente muestra la importancia de dar a nuestros hijos (aún cuando son bebés) responsabilidades acordes a su edad. Las personas que sean fan del método Montessori, esto les sonará mucho.

No hay momento demasiado pronto para explicar a tu bebé lo necesario que es el orden. No lo infantilices, él puede. Enséñale la importancia (y lo bueno!) de tener una RESPONSABILIDAD.

¿Cómo hacerlo?

– Antes de los 6 meses, cuando vayas a ordenar algo, explícale por qué y cómo.

– A partir de los 6 meses, cada vez (cada vez!!) que haya que recoger, que lo haga él. Si aún no puede, ayúdalo a coger las cosas con sus manitas para colocarlas en su sitio.

– Recuérdale que “no se empieza otra actividad hasta haber recogido la que se tiene fuera”.

– Tras recoger, hay que destacar lo bonito que está todo y lo bien que lo ha hecho (refuerzo positivo!).

Como en TODO, la CONSTANCIA es la clave. Pon en una balanza qué te compensa más: ser constante y que haya orden, o no enseñar a ordenar y acabar recogiendo tú (o tener una leonera… Si no te gusta el orden, ignora este post! Jeje).

El orden y el sentido de la rrsponsa

¿Y a ti? ¿Te gusta el orden? ¿Qué haces para inculcarlo?

¿Estresa un segundo bebé?

img_20161109_111858

 

Hoy quiero dedicar este mini post a responder a una pregunta muy simple: ¿Te estresas mucho con un segundo bebé? Pues sí, sí que estresa. No nos vamos a engañar.

Sabéis que desde aquí el objetivo es hacernos la vida más fácil, aprender juntos y establecer expectativas REALES.

Hoy, con un poquito de humor y mucha realidad, quiero mostrarte que sí, que un segundo bebé estresa… Aunque de forma diferente que el primero. Y esto es, precisamente, porque también está el primero.

Con un segundo bebé se parte también de cero. Nos os conocéis! Pero ojo, que se aprende mucho más rápido. Así que, ánimo! El agotamiento es la parte más complicada… Pero todo pasa.

Prometo truquitos en breve. ¿Nos adeantas tú alguno?

Un beso grande!

La app definitiva para almacenar y tener en orden las fotos de nuestros hijos

Al fin una app para tener en orden las (miles de!!!!) fotos de tu hij@!💓

No sé vosotros pero yo en el móvil tengo un auténtico cacao de fotos de los niños. Y es que el 90 % de las instantáneas que tengo de los molones, las hago con el móvil. El problema viene cuando descargo las fotos y me pongo a ordenarlas, entre que no tengo tiempo y que luego me hago un lío tremendo con las fechas, pues es un trabajazo que me da mucha pereza hacer. Ni que decir tiene el dichoso mensaje que me salta cada dos por tres amenazando con que la memoria de mi teléfono está llena y que me toca borrar fotos de la galería sí o sí.

Para este problema he encontrado una solución molona y estupenda. Se trata de laapp Life Cake, no sé si la conocéis, pero es una herramienta muy completa para tener en orden cronológico nuestras fotos familiares y facilitarnos un poco…

Ver la entrada original 568 palabras más

Jugettos y Madresfera, un 10!

juguettos

Hace unas semanas tuve a mi segundo bebé. Ni qué decir tiene que estoy un poco agotada (o mucho) al dormir poco y querer llegar a mucho (o sea, lo normal).

Lo que no me podía esperar de ninguna manera es que de forma totalmente desinteresada (este post lo podría haber escrito o no), Juguettos me envió un regalo súper chulo para el nuevo miembro de la familia (a través de mi perfil de Madresfera y blogger). Es un simple detalle, pero los detalles son lo más grande de nuestras vidas. Me alegraron el día y, aún hoy, escribo para agradecer lo maravillosa que me hicieron sentir.

Cuando digo en mis posts que en la familia de bloggers sólo estoy encontrando (y espero que se mantenga en el futuro) cosas buenas, no puede ser más real.

You made my day!