Regresión a ser bebé

imagesLa primera vez que vi en directo que una niña de 3 años se comportaba como un bebé, tras estar en contacto con uno alrededor de una hora, casi no me lo podía creer. De hecho, pensé que lo hacía adrede.

Con el paso de las semanas descubrí que el hijo de una amiga había empezado a hacerse pis en la cama de nuevo al nacer su hermana. El niño tenía 9 años… E intentaba ocultar los accidentes como podía. Obviamente no era algo que quisiera.

Las regresiones, casi siempre, son una respuesta de nuestro subconsciente ante el hecho “amenazador” de la llegada de un bebé. La mayor atención hacia el “nuevo”, hace que adoptemos comportamientos ampliamente superados… Incluso sin darnos cuenta.

La pregunta clave es: ¿Cómo ayudó a mi hijo a superarlo?

1. Explicar, con antelación, las ventajas de convertirse en el hermano mayor. Primero de forma indirecta (qué guay es ser mayor) y después de forma directa (una vez que se le anuncia el embarazo).

2. Reservar TODOS los días un rato exclusivo con tu hijo para hacer “cosas de mayores”. Es el momento para hacerle saber lo mucho que lo quieres y que la actividad es “de mayores”.

Según las experiencias que conozco (y de una excelente psicóloga infantil) los problemas de regresión desaparecieron, creándose un vínculo saludable en la familia.

Anuncios

10 comentarios en “Regresión a ser bebé

  1. mividadecolorazul dijo:

    Jolines es que el subconsciente puede crear malas pasadas, aparte de que para los peques es un gran cambio un bebe en casa…Cuando yo tuve el rubio le explique mucho y me ayudo muucho con todas las cosas del bebe a mi principe que sería destronado. Y nose si sería eso o que, pero lo llevo super bien…veremos ahora con esste nuevo baby como lo llevaran mis dos principes azules!!jeejje

    Le gusta a 1 persona

  2. maternidadacompanada dijo:

    La llegada de un hermanito o hermanita siempre supone un cambio en la familia. Ante todo, creo que lo importante es hacerle ver y sobre todo hacerle sentir que jamás dejaremos de quererlo/a. Hacerle participe del embarazo, la preparación de la llegada y acompañarlo en sus procesos y en esas fases de regresión que bien describes, desde la empatia y el respeto. Es su manera de decirnos que tiene miedo a que lo dejemos de querer y de gestionar una situación que aún no entiende muy bien. Bess. Ana

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s